Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 8 de junio de 2008

La empresa Hidrotec investiga una planta desalinizadora que se autoabastece con una pila de combustible

fuente de la noticia: http://www.laverdad.es/murcia/20080429/region/idean-desalinizadora-autoabastece-pila-20080429.html

La empresa cartagenera hidrotec e investigadores de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) están investigando la posibilidad de hacer funcionar una planta desalinizadora mediante una pila de combustible de metanol.

La desalinizadora es como las que tienen las pequeñas embarcaciones para potabilizar el agua de consumo interno.

Los investigadores evaluarán durante dos años cuáles son las mejores condiciones para el uso de la planta con el combustible de metanol, tanto en agua marina “sintética” como en el mar.

Las condiciones que van a estudiar son, entre otras, la profundidad óptima para la captación del agua, la adaptación de la planta a la microbiología del mar y al “biofouling” que consiste en la saturación del filtro principalmente por materia orgánica y algas.

Además estudiarán la rentabilidad de la planta ya que las pilas de combustible están por estudiar y abaratar.

Son muchos los factores que hay que estudiar antes de que se pueda utilizar plenamente las pilas de combustible, por ejemplo, el económico ya que muchos sistemas son caros y funcionan a temperaturas elevadas.

El uso de las pilas de combustible no es algo totalmente moderno. Ya en el siglo XVIII, Sir William Groove investigó la posibilidad de revertir el fenómeno de la electrólisis para utilizar la electricidad que se genera pero como muchos de los descubrimientos de la época se tropezó con la falta de financiación para su investigación.

¿Qué es una pila de combustible?

Fundamentalmente una pila de combustible es un sistema electroquímico que genera electricidad revirtiendo el proceso habitual.

La electrolisis es el uso de la electricidad como reactivo. La corriente eléctrica provoca una serie de reacciones en las que las especies químicas se transforman.

Para entender el proceso electroquímico pensemos en un par de vasos llenos uno de una solución de, digamos, cloruro sódico, o sal común, y otra de nitrato de hierro, por ejemplo. Si unimos los dos vasos con un “puente”, tenemos una pila electroquímica, como las que usamos diariamente para muchos propósitos.

Si cogemos una fuente de electricidad continua, y hacemos circular mediante dos hilos conductores la electricidad en una solución de sal común obtendremos en uno de los cables gas cloro, y en el otro lado hidróxido sódico (por favor si lo hace su casa hágalo en un lugar al aire libre y con gafas protectoras y sobretodo no respire el gas).

Si hacemos esto mismo con agua destilada con un electrolito diluido, obtendríamos hidrógeno en un lado y oxígeno en el otro (de nuevo, extreme las precauciones y no lo haga donde puedan saltar chispas, ni se le ocurra acercarle fuego)

Este es el fundamento de la pila de hidrógeno, solo que al revés. El hidrógeno y el oxígeno forman agua y electricidad. Esa agua es tan pura que podría beberse.

Las limitaciones son sobre todo económicas ya que se requieren electrodos de Paladio que es un metal muy caro.

Además, existe la dificultad de almacenar el hidrógeno. El hidrógeno es un gas muy ligero. El coche que se alimenta de hidrógeno debe tenerlo en su depósito. La forma de almacenarlo más eficiente que se ha visto hasta la fecha es en forma líquida, lo cual plantea el problema de mantenerlo así. Para ello bien se aumenta la presión hasta muchas veces la presión atmosférica o bien se enfría. Ambas formas son costosas de conseguir.

¿y no hay otra forma de obtener electricidad mediante el hidrógeno?

Afortunadamente sí la hay por lo que las investigaciones se centran en diversos combustibles como hidrocarburos o alcoholes que contienen hidrógeno en su molécula. A esto se le llama pila de combustible.

La posibilidad más prometedora es el uso de metanol que mediante una serie de reacciones químicas se puede obtener hidrógeno. Es un proceso que se suele llamar reformado.

¿Cuáles son las formas de obtener hidrógeno para la pila?

Existen muchas formas, las más utilizadas son:

Reformado con vapor: Es la forma de producir hidrógeno más usado en la industria petroquímica. Consiste en hacer reaccionar el gas natural (principalmente compuesto por metano) con agua para que se produzca dióxido de carbono e hidrógeno.

A bordo del vehículo mediante etanol como combustible: El metanol reacciona con agua y acaba produciendo hidrógeno y dióxido de carbono.

Si te interesa el tema de las pilas de hidrógeno y de combustible visita el siguiente enlace: http://www.fecyt.es/especiales

No hay comentarios: